PSICOLOGÍA EN ADULTOS

A través de la psicoterapia mejoramos nuestra gestión de las emociones, nuestra salud y potenciamos nuestro crecimiento personal; además de tratar conflictos más graves cuando hablamos de trastornos.

La labor como psicóloga, es guiar y acompañar a la persona para adoptar una nueva forma de pensar y afrontar la vida para que pueda solventar la angustia, miedo, estrés, insatisfacción, y en general su calidad de vida.

PSICOLOGÍA INFANTIL

La infancia y la adolescencia son etapas complejas y a su vez cruciales en el desarrollo de nuestra identidad personal, personalidad, autoestima, habilidades sociales y cognitivas.

Cuando aparecen conflictos a nivel personal, familiar y/o escolar la psicoterapia o terapia infantil es una buena forma de poder comprenderlos y abordarlos. Por ello, mi propósito es ofrecer un espacio psicoterapéutico para todos aquellos niños y adolescentes que padecen dificultades o trastornos conductuales, emocionales, psicológicos o de aprendizaje.

Desde una concepción gestáltica se cree en las potencialidades innatas del niño para el crecimiento y la salud. Se tiene una concepción holística, es decir tiene en cuenta la parte emocional, sensorial, intelectual, social, física, afectiva y transpersonal. El objetivo es favorecer el crecimiento integral del niño teniendo en cuenta el momento evolutivo en el que se encuentra el menor respetando así su crecimiento.

Como todo ser humano el niño se relaciona constantemente en un ambiente, por ello es importante trabajar en la terapia con su sistema familiar, escolar y personal.

PSICOMOTRICIDAD

La psicomotricidad es un enfoque de la intervención educativa o terapéutica cuyo objetivo es desarrollar la interacción entre el conocimiento, la emoción, el cuerpo y el movimiento y de su importancia para el desarrollo de la persona, así como de su capacidad para expresarse y relacionarse en un contexto social.

El niño, en sus primeros años de vida y a lo largo de su crecimiento, desarrolla sus aptitudes cognitivas, sociales, relacionales, emocionales y madurativas además de físicas. la psicomotricidad permite de una forma más lúdica trabajar todas estas aptitudes y potenciarlas.

Los beneficios que se obtienen con ésta son diversos:

nivel cognitivo, mejora la memoria, la atención y concentración, además de la creatividad.

nivel motor, le permite dominar su movimiento corporal.

nivel social y afectivo, ayuda a conocer y afrontar sus propios miedos y a relacionarse con los demás.